¿Hay alguna diferencia entre una GPU, una tarjeta gráfica y una tarjeta de vídeo?

¿Hay alguna diferencia entre una GPU, una tarjeta gráfica y una tarjeta de vídeo?

Leer 12 minutos

GPU, tarjeta gráfica y tarjeta de vídeo son términos que a menudo se utilizan indistintamente, pero tienen algunas diferencias. En este artículo te explicamos qué significan y cómo se relacionan.

GPU

Una GPU o Unidad de Procesamiento Gráfico es un procesador especializado diseñado para realizar cálculos gráficos complejos. Es el componente principal de una tarjeta gráfica y se encarga de renderizar imágenes, vídeos y animaciones. La GPU está diseñada para realizar múltiples cálculos simultáneamente, lo que la hace más eficiente que una CPU.

Significado de tarjeta gráfica

Una tarjeta gráfica, también conocida como tarjeta de vídeo, es una tarjeta de expansión que se conecta a la placa base de un ordenador para reproducir imágenes en un dispositivo de visualización, como un monitor. Incluye una GPU y su propia memoria de vídeo.

La tarjeta gráfica se encarga de procesar y enviar los datos gráficos de la CPU al monitor. También se comunica con el sistema operativo y el controlador de gráficos, que es un software que controla las funciones y la configuración de la tarjeta gráfica.

¿Qué es una tarjeta de vídeo?

Una tarjeta de vídeo es otro término para una tarjeta gráfica. Aunque suene diferente, los dos términos se refieren a la misma pieza de hardware.

Diferencia entre GPU y tarjeta gráfica

La principal diferencia entre una GPU y una tarjeta gráfica es que una GPU es un chip que procesa los datos gráficos, mientras que una tarjeta gráfica es un componente físico que alberga la GPU y otros componentes necesarios, como la memoria de vídeo, los sistemas de refrigeración y los conectores de alimentación. Una tarjeta gráfica es esencialmente una tarjeta de expansión que añade potencia de procesamiento gráfico adicional a un sistema informático.

¿Qué aspecto tiene una tarjeta gráfica?

Una tarjeta gráfica es un dispositivo rectangular que encaja en la placa base del ordenador. Suele tener un gran disipador térmico y un ventilador en la parte superior para disipar el calor generado por la GPU. La parte posterior de la tarjeta gráfica tiene varios puertos para conectar la fuente de alimentación del ordenador, la pantalla y otros periféricos.

Tipos de procesadores gráficos

Existen distintos tipos de procesadores gráficos en función de su diseño y funcionamiento. Algunos de los tipos más comunes de procesadores gráficos son:

  • Una GPU integrada es un procesador gráfico que está incorporado en la CPU o en la placa base. Comparte la misma memoria y recursos con el procesador central y suele tener menor rendimiento y calidad que una GPU dedicada. Es adecuada para tareas básicas como la navegación web, el trabajo de oficina o la reproducción multimedia. Intel HD Graphics, AMD Radeon Vega Graphics y NVIDIA GeForce MX Graphics son algunos ejemplos de procesadores de vídeo integrados.
  • Una GPU dedicada es un procesador gráfico que se encuentra en una tarjeta gráfica independiente. Dispone de memoria y recursos propios y suele tener mayor rendimiento y calidad que una unidad de procesamiento de vídeo integrada. Una tarjeta gráfica dedicada es adecuada para tareas exigentes como juegos, modelado 3D, renderizado, edición de vídeo o ciencia de datos. Algunos ejemplos de GPU dedicadas son NVIDIA GeForce RTX, AMD Radeon RX o NVIDIA Quadro.
  • Una GPU híbrida es una combinación de una GPU integrada y una GPU dedicada que pueden trabajar juntas o alternar entre ellas en función de la carga de trabajo y el consumo de energía. Esto puede mejorar la duración de la batería y la eficiencia del dispositivo. NVIDIA Optimus, AMD Switchable Graphics e Intel Iris Xe MAX Graphics son tres procesadores gráficos híbridos.
  • APU (Accelerated Processing Unit) es una CPU que tiene una GPU integrada en el mismo chip. Combina las funciones de ambas y puede realizar tareas de propósito general y relacionadas con los gráficos. Una APU es adecuada para dispositivos con espacio o potencia limitados, como portátiles, tabletas o videoconsolas. Algunos ejemplos de APU son AMD Ryzen, Intel Core y Xbox Series X.

Formas de utilizar una GPU

Una GPU es una potente herramienta que ayuda a mejorar el rendimiento y la calidad de las aplicaciones informáticas. Se puede utilizar para diversos fines, como:

  • Juegos: Una de las aplicaciones más populares y exigentes de la GPU son los juegos. Puede proporcionar gráficos de alta calidad y un rendimiento fluido para disfrutar de experiencias de juego envolventes. Una tarjeta gráfica de gama alta con una GPU potente es esencial para los jugadores que quieren jugar a los juegos más recientes y exigentes.
  • Modelado y renderizado 3D: La GPU puede ayudar a crear y mostrar modelos y escenas 3D realistas y complejos para diversos campos como la arquitectura, la ingeniería, la animación, el cine y la realidad virtual. También puede acelerar el proceso de renderizado, que es la conversión de modelos 3D en imágenes o vídeos 2D.
  • Edición y procesamiento de vídeo: Con la capacidad de manejar vídeos de alta resolución y alta fidelidad, la GPU puede ayudar en la edición y el procesamiento de vídeos para diversos fines, como el entretenimiento, la educación, el marketing y el periodismo. También puede utilizarse para crear diversos efectos y filtros de vídeo, como corrección del color, estabilización, transiciones y animación.
  • Aprendizaje automático y ciencia de datos: La GPU desempeña un papel fundamental en la realización de cálculos complicados y a gran escala sobre cantidades colosales de datos, para dominios como la inteligencia artificial, el procesamiento del lenguaje natural, la visión por computador, el reconocimiento del habla y la bioinformática. Con la ayuda de un procesador de vídeo, se puede acelerar el entrenamiento y la inferencia de modelos de aprendizaje automático, incluidas las redes neuronales y los algoritmos de aprendizaje profundo.

¿Se puede utilizar una GPU sin tarjeta gráfica?

Si no tienes una tarjeta gráfica, tendrás que confiar en la GPU integrada que incorpora la CPU o la placa base. Suele tener menor rendimiento y calidad que una GPU dedicada que esté en una tarjeta gráfica independiente.

En cuanto a los juegos, una tarjeta gráfica dedicada es esencial para ejecutar los juegos sin problemas y con ajustes gráficos altos. Sin embargo, si no te importa el rendimiento y la calidad de los gráficos o si sólo juegas a juegos casuales o antiguos que no son muy exigentes, es posible que puedas jugar sin tarjeta gráfica.

Para modelado y renderizado 3D, una tarjeta gráfica puede acelerar el proceso de creación de modelos y escenas complejas, y puede reducir significativamente el tiempo de renderizado. En la edición de vídeo, una tarjeta gráfica puede ayudar en la reproducción en tiempo real, la gradación del color y los efectos de vídeo. En el aprendizaje automático y la ciencia de datos, una GPU puede ayudar a acelerar el entrenamiento y la inferencia de los modelos de aprendizaje automático, incluidas las redes neuronales y los algoritmos de aprendizaje profundo.

Sin una tarjeta gráfica dedicada, estas actividades dependerían exclusivamente de la CPU, lo que se traduciría en un rendimiento más lento y tiempos de procesamiento más largos. Aunque técnicamente es posible realizar estas tareas sin una tarjeta gráfica, el rendimiento sería muy limitado y no sería una configuración ideal para este tipo de tareas.

¿Necesitas una GPU y una tarjeta gráfica?

Aunque la mayoría de las tarjetas gráficas vienen con su propia GPU integrada, es posible tener una GPU y una tarjeta gráfica en el mismo sistema, lo que permite una capacidad de procesamiento gráfico aún más potente. Sin embargo, tener más GPU no siempre significa tener mejor rendimiento o calidad, y a veces, tener una sola GPU potente puede ser más eficiente y rentable que tener varias GPU más débiles.

Necesitar o no una GPU y una tarjeta gráfica depende del uso que le vayas a dar a tu ordenador. Si eres un jugador o utilizas aplicaciones exigentes como software de edición de vídeo, una tarjeta gráfica de gama alta con una GPU potente es esencial para un rendimiento fluido y rápido. Sin embargo, para tareas básicas como la navegación web y la edición de documentos, una tarjeta gráfica dedicada puede no ser necesaria.

Conclusión

En este artículo hemos explicado los conceptos básicos y las diferencias entre GPU, tarjeta gráfica y tarjeta de vídeo. También hemos respondido a algunas preguntas habituales relacionadas con ellas y hemos hablado de los tipos de procesadores gráficos. Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor estos términos y a tomar decisiones informadas a la hora de elegirlos o utilizarlos.