Te han pirateado: Qué hacer para evitar ser hackeado de nuevo

Te han pirateado: Qué hacer para evitar ser hackeado de nuevo

Nataliya Oteir Leer 27 minutos

En el avanzado mundo actual, es crucial comprender el demoledor impacto de la intrusión cibernética, en individuos y empresas. Los intrusos aprovechan las vulnerabilidades de los sistemas para acceder a información sensible y causar destrucción u otros actos malintencionados.

La ciberseguridad es el arte de proteger los sistemas informáticos, las redes y los datos personales frente a accesos ilegales, robos o daños. Es un componente esencial para que particulares y empresas protejan su confidencialidad de los piratas informáticos. La protección digital comprende varias medidas, como cortafuegos, software antimalware, autenticación de dos factores y actualizaciones frecuentes de software para prohibir el acceso no autorizado a los sistemas.

Las estadísticas muestran que las brechas en la red irrumpen cada vez con más fuerza, afectando a millones de personas cada año. El Informe de Preparación Cibernética 2022 de Hiscox revela que se estima que un solo ataque a Internet habrá costado a las empresas de Estados Unidos una media de 18.000 dólares en 2022. Y eso no es todo. El informe de IBM/Ponemon Institute revela que el coste medio total de las filtraciones de datos en 2022 ascendió a la friolera de ¡4,35 millones de dólares! Se trata de un aumento masivo con respecto a los años anteriores y pone de relieve la imperiosa necesidad de que las empresas se tomen en serio la seguridad digital.

Los ciberdelincuentes utilizan una serie de tácticas explosivas como el phishing, la ingeniería social, el malware y el software obsoleto para explotar las vulnerabilidades explosivas en los sistemas.

El propósito de este artículo es proporcionar una guía completa sobre qué hacer si te hackean. Ser víctima de un ciberataque puede ser una experiencia abrumadoramente desconcertante y desalentadora, pero la acción inmediata puede mitigar los daños. Proporcionaremos consejos sobre qué hacer si eres hackeado y cómo prevenir futuras intrusiones.

Errores típicos por los que la gente es hackeada

Una de las principales causas de las intrusiones cibernéticas es la falta de conocimientos sobre seguridad digital. Muchas personas no están bien versadas en las prácticas de protección en línea, lo que los convierte en blancos fáciles para los hackers.

A esto se suma el software obsoleto. Dicho software puede tener vulnerabilidades que los intrusos son capaces de explotar y obtener acceso al sistema.

Otro factor que contribuye a esta situación es el uso excesivo de información personal en Internet. Los datos compartidos en las plataformas de redes sociales pueden ser utilizados por atacantes maliciosos para entrar en los perfiles.

Las redes Wi-Fi públicas también son una gran preocupación, ya que a menudo no son seguras y los crackers pueden interceptar fácilmente los detalles sensibles.

Olvidar instalar y mantener un software antimalware es otra de las razones más comunes para sufrir brechas digitales. El malware es capaz de infectar dispositivos y robar confidencialidad sin el conocimiento del usuario.

Por último, la reutilización de contraseñas en varios perfiles también puede dejar a las personas vulnerables a las intrusiones de información. Si un ciberdelincuente obtiene acceso a una cuenta con un inicio de sesión reutilizado, puede potencialmente ser capaz de entrar en otros perfiles.

Al comprender estos errores comunes para ser hackeado, usted es capaz de tomar medidas para protegerse y proteger sus datos privados. Es esencial priorizar la ciberseguridad para prevenir posibles amenazas digitales y mantener tus datos a salvo.

Cómo atacan los hackers: Métodos y tácticas más comunes

Los ciberdelincuentes son cada vez más sofisticados en sus métodos de hackeo, y es esencial entender las diversas formas en las que pueden vulnerar tu información personal y sensible.

Una de las formas más comunes que tienen los intrusos para acceder a sus datos es a través de las estafas de phishing. Estas estafas suelen adoptar la forma de correos electrónicos o mensajes que parecen proceder de una fuente de confianza, pero que están diseñados para engañarle y hacerle revelar sus datos confidenciales o sus credenciales de inicio de sesión.

Otra vulnerabilidad común son las contraseñas débiles. Los atacantes malintencionados tienen la capacidad de utilizar software especializado para descifrar contraseñas sencillas y comunes, lo que les permite acceder a tus perfiles.

Las redes no seguras también son un problema importante. Las redes Wi-Fi públicas, por ejemplo, son objetivos fáciles para los crackers, que tienen el potencial de interceptar su tráfico en línea y obtener acceso a su inteligencia.

Los ataques de malware son otra forma frecuente en la que los hackers pueden explotar su sistema. El spyware puede instalarse en su ordenador o smartphone a través de descargas, archivos adjuntos o enlaces. Una vez instalado, los hackers tienen la capacidad de utilizarlo para obtener acceso a los archivos, contraseñas y otros datos confidenciales de los usuarios.

La ingeniería social es otra táctica que utilizan los crackers para acceder a datos personales. Son capaces de manipular a la gente para que entregue sus datos confidenciales o sus inicios de sesión a través de correos electrónicos, llamadas telefónicas o incluso en persona. Los ciberdelincuentes pueden hacerse pasar por una fuente de confianza, como un banco o una agencia gubernamental, y engañar al usuario para que facilite su información.

Un enfoque adicional de cómo los intrusos pueden entrar en su sistema es explotando las debilidades de seguridad de su software. Por ejemplo, si tiene instalada una versión antigua de un navegador web, es posible que posea vulnerabilidades que puedan aprovecharse fácilmente en su contra. Esto ilustra la importancia primordial de mantener el software actualizado para ir por delante de las amenazas a la seguridad digital.

El acceso físico a un dispositivo también puede allanar el camino para una intrusión digital. Si un delincuente es capaz de entrar físicamente en tu ordenador o smartphone, la posibilidad de que instale malware o acceda directamente a tus datos confidenciales es muy alta. Por lo tanto, proteger los dispositivos físicos es un requisito previo para la seguridad de la información.

¿Qué pueden hacer los hackers tras una intrusión?

Cuando un atacante consigue entrar en tu dispositivo, tiene la capacidad de causar mucho daño. Estas son algunas de las cosas que un hacker podría hacer si logra entrar en tu sistema:

  • Acceder a datos confidenciales: Los ciberdelincuentes pueden tomar información personal, como su nombre, dirección, número de teléfono, correo electrónico e incluso su número de la seguridad social. Esta información podría usarse para robar tu identidad, abrir perfiles fraudulentos o incluso acceder a tus inicios de sesión financieros.
  • Robarte el dinero: los intrusos pueden utilizar tus datos financieros, como los de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria, para realizar compras o transferencias no autorizadas. También podrían utilizar su identidad para solicitar préstamos o tarjetas de crédito, haciéndole responsable de las deudas que generen. En casos extremos, los atacantes podrían incluso apoderarse de todo tu perfil financiero y drenar tus ahorros.
  • Difundir malware: Una vez que un hacker invade tus inicios de sesión, es capaz de utilizarlos para propagar malware a otras personas de tu lista de contactos. Esto podría causar un efecto dominó y llevar a que muchas más personas experimenten una interrupción de la red.
  • Espiarte: los hackers son capaces de plantar keyloggers u otro spyware en tu ordenador, lo que les permite rastrear tus pulsaciones y monitorizar tu actividad. Esto puede ser especialmente peligroso si utiliza su ordenador para realizar operaciones bancarias en línea u otras transacciones confidenciales. Incluso pueden utilizar su cámara web o micrófono para espiarle y grabar sus conversaciones.
  • Realizar actividades ilegales: Tus dispositivos pueden utilizarse para llevar a cabo actividades ilegales, como difundir discursos de odio, cometer fraude o distribuir contenido ilegal. Esto podría ponerle en una situación muy difícil, ya que podría ser considerado responsable de las acciones del intruso.
  • Vender tu información en la dark web: los hackers pueden vender tus datos en la dark web a otros delincuentes. Esta información podría entonces ser utilizada para el robo de identidad, el fraude y otras actividades delictivas.
  • Ataques de ransomware: puedes encontrarte con un ransomware que bloquea tu ordenador y exige un pago a cambio de restaurar el acceso. Esto podría ser muy costoso y podría causar mucho estrés y ansiedad.

Como puedes ver, la piratería cibernética es un asunto serio y podría acarrear muchos problemas. Es importante contar con medidas de seguridad digital para protegerte de los intrusos, y estar atento a la seguridad informática de tus dispositivos y de tus inicios de sesión.

14 señales de que te han hackeado

Desgraciadamente, siempre existe el riesgo de sufrir ciberataques. Pero, ¿cómo puedes saber si alguien ha accedido sin autorización a tus perfiles o datos confidenciales? A continuación veremos las señales más comunes que pueden indicar que has sido hackeado.

1. Cargos inexplicables en tus cuentas son uno de los indicios más obvios de que tu perfil ha sido secuestrado. Es hora de investigar cualquier transacción extraña que notes en la cuenta de tu tarjeta de crédito o en tu extracto bancario.

2. Pop-ups y anuncios sospechosos: Si ves con frecuencia pop-ups y anuncios dudosos cuando navegas, es posible que hayas sido comprometido. Estos anuncios pueden enlazar a sitios web de phishing que intentan robar su información personal o incluir malware.

3. Rendimiento lento del ordenador o cuelgues: Si su ordenador funciona mucho más lento de lo habitual o se congela con frecuencia, podría ser consecuencia de que el dispositivo esté infectado con malware y otros tipos de virus.

4. Cambio de contraseñas o información de perfil: Recibir un correo electrónico de un proveedor de servicios informando de que su contraseña ha sido cambiada sin su participación es un indicio de que otra persona tiene entrada a su cuenta.

5. Actividad inusual en tu perfil: Si notas entradas inusuales en tu perfil, como inicios de sesión desde dispositivos o direcciones IP desconocidas, significa que alguien más tiene acceso a tu perfil.

6. Antivirus desactivado podría ser señal de que alguien ha tomado el control de tu dispositivo y ha desactivado el software para evitar ser detectado.

7. Instalaciones de software no esperadas: si notas que hay nuevo software en tu dispositivo que no recuerdas haber instalado, podría ser un síntoma de que has sido hackeado y tienes malware instalado.

8. Las búsquedas en línea son redirigidas: Si tus búsquedas en línea están siendo redirigidas a sitios web desconocidos, es una señal de que el malware ya ha infectado tu dispositivo.

9. Cambios inexplicables en tus archivos o configuraciones son una pista de que alguien más ha accedido a tu dispositivo y ha recibido todos los permisos necesarios para realizar cambios.

10. Un ratón o teclado que no responden: Si tu ratón o teclado dejan de responder, podría significar que alguien ha tomado el control de tu dispositivo de forma remota.

11. Una pantalla azul de la muerte: Es una advertencia de que tu dispositivo ha encontrado un error grave. Aunque no significa necesariamente que hayas sido atacado, vale la pena investigarlo.

12. La webcam o el micrófono se encienden inesperadamente: Si tu webcam o micrófono se encienden inesperadamente, podría ser un claro indicador de que alguien está monitorizando tu actividad sin que lo sepas.

13. Tus amigos te reportan mensajes extraños: Si tus amigos o contactos reciben textos extraños tuyos, es probable que alguien haya entrado en tu perfil y esté enviando correos en tu nombre.

14. Recibes un mensaje de ransomware, un falso mensaje de antivirus o barras de herramientas no deseadas en el navegador:
Cualquiera de estas notificaciones indica que te han puesto en peligro. Los falsos avisos de antivirus pueden engañarle para que instale malware, mientras que el ransomware puede bloquear sus archivos y exigir un pago para descifrarlos. En conclusión, si advierte alguno de estos signos, es importante que actúe de inmediato para proteger sus datos y dispositivos. Si te mantienes alerta y tomas medidas proactivas para prevenir los intentos de los ciberdelincuentes, puedes ayudar a mantener tu información a salvo y segura.

¿Qué hacer al principio?

Si sospecha que su seguridad digital ha sido vulnerada, es crucial tomar medidas rápidas para minimizar los daños. Una acción rápida puede ayudar a evitar que atacantes maliciosos lleven a cabo más intrusiones cibernéticas en su sistema o roben detalles confidenciales.

Aquí tienes algunos pasos iniciales esenciales que debes seguir si has sido hackeado:

1. Desconéctate de Internet: Apaga tu dispositivo de la red online para evitar cualquier otro acceso ilegal.

2. Entra en modo seguro: Reinicia tu dispositivo en modo seguro. Esto evitará que cualquier malware se ejecute y potencialmente explote aún más su sistema.

3. Modifica tus contraseñas: Cambia los inicios de sesión de todos tus perfiles inmediatamente. Utiliza contraseñas fuertes y únicas, y habilita la autenticación de dos factores para mejorar la seguridad.

4. Congela tu cuenta bancaria y bloquea los inicios de sesión comprometidos: Ponte en contacto con tu banco y otras instituciones financieras para bloquear tu crédito y bloquear cualquier perfil comprometido. Esto frustrará que los hackers roben tu dinero o realicen compras no autorizadas.

5. Activa la autenticación de doble factor: Activa la autenticación de doble factor en todos tus perfiles. Esto proporcionará una capa de seguridad de paso adicional a sus cuentas y hará que sea más difícil para los atacantes maliciosos entrar.

6. Utiliza un antivirus: Ejecuta un análisis antimalware en tu dispositivo para detectar cualquier software malicioso que se esconda en tu sistema. El antivirus te avisará y eliminará la amenaza si encuentra algún archivo o programa sospechoso.

7. Comprueba el tráfico de red: Utiliza herramientas como Wireshark para rastrear tu tráfico digital e identificar cualquier patrón inusual. Por ejemplo, un aumento repentino del tráfico a un determinado sitio web o dirección IP podría indicar que su ordenador tiene malware o que alguien está intentando entrar en él. Con Wireshark, podrá identificar el origen de la actividad y tomar las precauciones necesarias para salvaguardar su sistema.

8. Monitoriza la actividad del sistema: Vigila la actividad de tu sistema para detectar cualquier proceso o actividad inusual. Puede utilizar herramientas como el Administrador de tareas (Windows) o el Monitor de actividad (Mac) para supervisar la actividad de su sistema.

9. Restaure el sistema a un punto anterior: Si dispone de un punto de restauración del sistema, considere la posibilidad de restaurar su sistema a un punto anterior antes de que se produjera la intrusión cibernética.

10. Siga las instrucciones del servicio de asistencia técnica o de los proveedores de servicios: Si sigue teniendo problemas, pida consejo al servicio de asistencia técnica o a los proveedores de servicios para obtener más ayuda.

Ten en cuenta que tomar medidas inmediatas es fundamental si has sufrido un ciberataque. Cuanto más se retrase, más daño pueden causar los hackers a su sistema y robar información.

¿Con quién contactar tras un incidente de hacking?

Uno más de los pasos críticos que hay que dar es ponerse en contacto con las personas u organizaciones adecuadas que puedan ofrecer la asistencia necesaria. A continuación se enumeran algunas de las entidades clave con las que puede necesitar ponerse en contacto:

  • Su institución financiera o compañía de tarjetas de crédito: Si detecta cualquier actividad sospechosa o transacción no autorizada en sus perfiles, es esencial que se ponga en contacto con su institución financiera o compañía de tarjetas de crédito de inmediato para bloquear los inicios de sesión comprometidos y evitar cualquier otra actividad fraudulenta.
  • Tu proveedor de servicios y soporte técnico para cuentas de empresa: Si utilizas un perfil de empresa, notifica a tu proveedor de servicios y equipo de soporte técnico lo antes posible para informarles de la situación y prevenir daños mayores.
  • La empresa que te proporciona el software antivirus: Si tienes un antivirus instalado en tu dispositivo, ponte en contacto con el equipo de atención al cliente de la empresa para informar del problema y solicitar su orientación sobre cómo eliminar cualquier malware o virus de tu sistema.
  • Tu proveedor de correo electrónico: Si tu entrada de correo electrónico ha sido hackeada, es esencial que te pongas en contacto con tu proveedor de correo electrónico para informar del incidente y tomar medidas para asegurar tu cuenta.
  • La policía (en caso de robo de identidad): Si sospechas que tu información personal ha sido robada y podría ser utilizada para el robo de identidad, ponte en contacto con la policía inmediatamente para presentar una denuncia.
  • La Comisión Federal de Comercio: La FTC es la agencia federal responsable de proteger a los consumidores frente al fraude y el robo de identidad. Si ha sido víctima de una intrusión, puede presentar una denuncia ante la agencia federal para documentar el incidente y recibir orientación sobre cómo protegerse de más daños.

Poniéndote en contacto con las entidades y organizaciones adecuadas, puedes obtener la ayuda necesaria para recuperarte de una intrusión cibernética y evitar que te sigan explotando.

¿Cómo no volver a ser hackeado?

Aquí tienes algunas estrategias clave que te ayudarán a prevenir futuras intrusiones cibernéticas:

  • Utiliza contraseñas seguras: Utilizar contraseñas débiles es como dejar la puerta principal de tu casa sin cerrar. Asegúrese de utilizar inicios de sesión únicos y complejos para todos sus perfiles y evite utilizar la misma entrada en varias cuentas.
  • Activa la autenticación de dos factores: La autenticación de múltiples factores puede añadir una capa extra de seguridad digital al requerir que introduzcas un código único o datos biométricos, además de tu contraseña, para acceder a tus perfiles.
  • Mantén actualizados el software y los sistemas operativos: Es importante actualizar periódicamente el software y los sistemas operativos para solucionar las vulnerabilidades conocidas en materia de seguridad informática y evitar que los hackers las exploten.
  • Tenga cuidado al hacer clic en enlaces o descargar software desconocido: Evite hacer clic en enlaces o descargar software de fuentes no fiables o correos electrónicos sospechosos para evitar accesos no autorizados.
  • Utilice software antimalware y cortafuegos: El uso de software antivirus y cortafuegos de confianza puede ayudar a proteger sus sistemas tecnológicos frente al malware.
  • Infórmate sobre las tácticas de hacking más comunes: Conocer las tácticas de intrusión comunes, como las estafas de phishing y la ingeniería social, puede ayudarle a reconocerlas y evitarlas.
  • Realice copias de seguridad periódicas de los datos importantes: Realizar copias de seguridad periódicas de sus datos importantes puede protegerle contra la pérdida de datos en caso de ataque digital o fallo del sistema.
  • Utiliza conexiones Wi-Fi seguras: Evita el uso de redes Wi-Fi públicas o conexiones electrónicas no seguras que puedan ser fácilmente descifradas.
  • Implanta medidas de seguridad: Utiliza medidas de seguridad como VPNs, gestores de contraseñas y tecnologías de encriptación para proteger tus actividades en línea y asegurar tu información confidencial.
  • Supervisa regularmente tus cuentas: Supervisar regularmente sus perfiles y estados financieros en busca de cualquier actividad sospechosa puede ayudar a detectar y prevenir actividades fraudulentas.

Poniendo en práctica estas estrategias y manteniéndote alerta, puedes reducir significativamente el riesgo de sufrir ciberdelitos y proteger tu inteligencia y tus actividades en línea. Recuerde mantenerse proactivo en sus medidas de seguridad de la información para evitar más problemas de protección cibernética.

Conclusión

Los incidentes de hackeo pueden ser increíblemente desconcertantes, y tomar medidas rápidas es vital para limitar el daño. Cambiar los inicios de sesión, desconectarse de Internet y ponerse en contacto con las partes pertinentes son algunos de los pasos iniciales que uno puede tomar para comenzar el proceso de recuperación. Pero ser proactivo es clave para minimizar el riesgo de futuras intrusiones digitales. Activar la autenticación de dos factores, actualizar el software con regularidad y utilizar herramientas antimalware son sólo algunas de las medidas preventivas que pueden adoptar particulares y empresas.

En INTROSERV, creemos que la seguridad de la información no debe tomarse a la ligera, y mantenerse alerta ante las ciberamenazas es imprescindible. Es esencial equiparse con el conocimiento de las tácticas de hacking más comunes y mantenerse al día con los últimos avances en seguridad digital. A través de un esfuerzo colectivo para combatir la ciberdelincuencia, podemos crear un entorno virtual más seguro para todos, haciendo de la seguridad informática una prioridad absoluta.

DedicServerEN

How useful was this post?

Click on a star to rate it!
Рейтинг: 0/5 - 0 голосов